20 junio 2018
 junio 20, 2018
Luces de Emergencia
Categoria: Actualidad

Las luces de emergencia son fundamentales, incluso obligatorias por ley

Las luces de emergencia son obligatorias por ley, no tienen ninguna función estética y no suelen colocarse a no ser que sea para cumplir la normativa. Pero en el caso de que se necesiten son fundamentales.

Podríamos definir las luces de emergencia como un sistema de alumbrado diseñado facilitar la evacuación de un edificio de forma segura si se produce un fallo en el sistema eléctrico.

La luz influye profundamente en la percepción del lugar en el que nos encontramos. En la iluminación convencional nos esforzamos  conseguir espacios agradables. Sin embargo, las luces de emergencia tienen un función más allá de hacer visible un recorrido de evacuación. En situaciones de emergencia la existencia de luz o su inexistencia acentuada la sensación de miedo. Esto se puede controlar en cierta medida gracias a un correcto alumbrado antipánico.

Dentro de las luces de emergencia podemos distinguir entre tres tipos distintos:

Alumbrado de evacuación: es el que permite reconocer y utilizar las rutas de evacuación. Este deberá proporcionar una iluminación de 1 Lux a nivel de suelo y hacer reconocibles los puntos de servicios contra incendios y cuadros de distribución de 5 Lux como mínimo.

Alumbrado ambiente: permite reconocer y acceder a las rutas de evacuación. Proporcionaran una iluminación de 0,5 Lux a nivel de suelo y tendrán como mínimo una autonomía de 1h.

Alumbrado de emergencia para zonas de alto riesgo: están diseñadas para garantizar la seguridad de las personas que realizan las actividades potencialmente peligrosas permitiendo la interrupción de estos con seguridad. Tendrán que proporcionar una iluminación horizontal mínima de 15 Lux o el 10% de la iluminación normal. Su duración mínima será el tiempo necesario para abandonar el lugar.

Luces de emergencia LED

Las luces de emergencia cuenta con diseños más variados, como los modelos de STLighting. Los tamaños son cada vez más reducidos, lo cual tiene repercusión no sólo sobre la apariencia, sino también sobre la cantidad de materiales utilizados.

La iluminación de emergencia es la luz que no se ve. Permanece apagada mientras todo va bien, pero tiene que estar preparada para cuando hay un fallo en el suministro de red. La luz de emergencia no la vemos, pero tiene un complejo sistema de funcionamiento y una rigurosa normativa que evita muchos disgustos cuando se necesita.

Fuente: topenergia.com