Ideas para iluminar tu hogar con LED

14 noviembre 2017
 noviembre 14, 2017
iluminación-de-cocinas
Categoria: Actualidad

Cambiar la iluminación o realizar la instalación en una vivienda nueva debe ser tratado dentro del proyecto de interiorismo de nuestro hogar. Decidirnos por una iluminación LED en todas las estancias es fundamental para conseguir una ahorro energético y económico.

Teniendo esto claro debemos saber que es lo qué queremos iluminar y cómo. No es lo mismo una sala de estudio que una zona de relax en el salón; el tipo de luminaria, la temperatura del LED, el CRI, la potencia, … todo varía.

Debemos tener claro a la hora de elegir el grado de apertura de la bombilla si queremos una luz focal o por el contrario una luz genérica. Para iluminación focal elegiremos bombillas o luminarias que tengan un grado de apertura por debajo de los 40º. Sin embargo, para conseguir una mayor amplitud de iluminación, por ejemplo en habitaciones, elegiremos los de 120º.

En cuanto al color, deberemos decidir previamente que tonalidades de color queremos conseguir. Lo más habitual es elegir en blanco, pero dentro de esta también podemos elegir entre luz cálida, neutra o fría. Esta temperatura viene determinada en las bombillas por número de K; por ejemplo, una 2700K sería una luz muy cálida mientras una 6000K nos ofrecería una luz muy fría. En estos casos sobre los 4000K son las luminarias elegidas para baños, o cocinas; sin embargo para habitaciones o salones elegiríamos luces cálidas de unos 3000K .

Cuando decidamos el diseño de los interiores deberemos aplicar la iluminación led que combine con los colores del ambiente en cuestión. La cálida resalta mucho más los tonos amarillos y marrones. Es un tipo de luz que invita a la relajación. Pero si lo que queremos es destacar los tonos azules y verdes en cualquier espacio de la casa la indicada es la fría; este tipo de iluminación activa; por eso es recomendable para despachos o zonas de trabajo.

En las cocinas podemos optar por empotrados, tiras o apliques. Las tiras o los tubos led son los de mayor acogida en las cocinas. Los tubos permiten recibir una luz directa apta para un normal desempeño en la cocina. Aportan potencia y una exquisita calidad en cuanto a iluminación.

Para las encimeras y el mobiliario en general, las tiras led son las más utilizadas. Pueden ser empleadas como luz indirecta o simplemente decorativa bajo los armarios de almacenaje o en los estantes. Si tenemos estantes con puertas de vidrio para las vajillas serían el sitio ideal. Pueden instalarse en cualquier rincón de la cocina debido a sus pequeñas dimensiones. Están disponibles también en multitud de colores para cualquier cocina moderna.

Por otro lado, a las luces y a la iluminación led del interior se pueden añadir lámparas grandes para el suelo y unas luces pequeñas para el techo. De esta forma se intensificará la iluminación del interior. Esta forma de decorar es muy apropiada para los interiores más pequeños en los que predomina el color blanco porque de esta forma se crea el efecto del agrandamiento.

Fuente: casaydiseno.com